Blogging tips

lunes, 14 de abril de 2014

Los pequeños artistas del taller experimentan con el carboncillo

A los niños les resulta más fácil dejarse llevar, pero si no los cogemos a tiempo, serán como pequeños adultos que siempre quieren que todo quede fantástico y muy realista, pendientes a toda costa del resultado. Por eso este ejercicio, aquí hay que dibujar, borrar, repetir, soltarse y descubrir eligiendo lo que más nos guste, sin importarnos como quede, hay que disfrutar del proceso, llenarse las manos de carboncillo, y separándo por completo el proceso del final, lo importante es soltarse dejar salir las lineas, sueltas, expontáneas.