Blogging tips

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Algo más sobre el Impresionismo

“Qué maravillosa es la naturaleza cuando imita al arte”. Oscar Wilde. 

Después de los artistas impresionistas que hemos ido viendo creo que se hace necesario comentar un poco los aspectos comunes que tenían y aquello que les movió a ser, peyorativamente llamados, los “Impresionistas”. 
Impresión sol naciente. Claude Monet.

Este video resume muy bien el movimiento impresionista, 
aunque las imágenes de los cuadros no tienen muy buena calidad.


Los impresionistas fueron protagonistas de una auténtica revolución de forma y contenido, a raíz de la cual nacieron numerosas corrientes del arte moderno. 
El término impresionismo se acuño por primera vez en una crítica desdeñosa de Louis LeRoy, publicada el 25 de abril de 1874 en la revista Charivari. El periodista criticaba una obra de Claude Monet titulada “Impresión: sol naciente”, expuesta en la primera exposición celebrada entre el 15 de abril y el 15 de mayo de ese mismo año, por un nuevo grupo de pintores. Ellos se llamaban “Sociedad anónima de artistas, pintores, escultores, gravadores, etc”. Les gustaba pintar en pleinair (pintura realizada al aire libre), en contacto con la naturaleza, y en lugar de los clásicos temas histórico o mitológicos preferían representar escenas de la vida contemporánea. Aunque también se pintó en el interior, lo realmente novedoso era el exterior y el afianzamiento del paisaje como género, el Siglo XIX fue el gran siglo del paisaje. 

Le Moulin de la Galette. Pierre Auguste Renoir.

Los impresionista, no revierten nada de sí mismos en la obra, como si es el caso del expresionismo. Utilizan los recursos de la pintura de forma creativa, son una continuación del Romanticismo, en el tiempo, pero no con carácter emotivo sino sensorial. Esto dará por primera vez origen a “El arte por el arte”: A estos artistas lo único que les interesa es el arte, su interés es puramente plástico, no hay nada detrás (no es Turner, ni Friedrich) su cenit será el Esteticismo. La relación del pintor impresionista con la naturaleza no es emotiva, no está relacionada sentimentalmente, es objetiva. 
Las investigaciones que se hicieron sobre el color darían pie al Puntillismo, al Post-Impresionismo y al Fauvismo y a un uso retiniano del color, este se mezclaba en la retina, no en la paleta, incluso alguno eliminaron el negro de la paleta, el único que lo hizo completamente fue Monet. 
Los encuadres del Impresionismo se vieron enriquecidos con la invención de la fotografía la cual, por otro lado, los liberó de la esclavitud realista. También la influencia de las recién descubiertas, estampas japonés creo unas Composiciones interesantísima, con diferentes planos dentro de la misma obra y que seguirían siendo utilizados por los post-impresionistas. 

Ninfeas, harmonía en verde. Claude Monet.

Las mujeres impresionistas fueron un caso aparte, pues la sociedad las relegó a unos temas concretos dentro del mundo del arte, muchas veces tenían que ver con escenarios domésticos y familiares más que con los ambientes en el exterior, más propios de los impresionistas en general. Las mejores representantes de esta época fueron Mary Cassatt y Berthe Moritot artistas muy respetadas por sus colegas impresionistas, y de las que hablaremos en próximas entradas, pues su obra es sumamente interesante. 

Aunque los artistas no se identificaran con la definición de Leroy, el término impresionismo tuvo éxito. En las exposiciones siguientes la crítica se posicionó contra ellos, y la actitud del público era de mofa. Pocos intelectuales y coleccionistas creyeron en ellos y se despreciaron las obras. En el último decenio del siglo cosecharon las primera alabanzas por parte de la crítica, que reconoció su influencia en los artistas jóvenes y su enorme importancia en el nacimiento de la pintura moderna. 

IMPRESIONISTAS DESTACADOS

HENRI DE TOULOUSE-LAUTREC: Nacido en una familia perteneciente a la aristocracia, y físicamente impedido por una enfermedad que afectó a su crecimiento, Toulouse-Lautrec es conocido como el gran cronista de la vida nocturna del París del XIX. Esta pintura, que muestra uno de los muchos bailes que tenían lugar en uno de los cabarets más famosos de Paris, es una de sus obras maestras, y junto con el "Moulin de la Galette" de Renoir es una de las mejores representaciones del París ocioso de su época.


"En el Moulin Rouge", 1890

FRÉDERIC BAZILLE: Amigo de Monet, Sisley y Manet, y nacido en el seno de una familia acomodada, Bazille es la figura trágica del impresionismo, falleciendo en la Guerra Franco-Prusiana cuando sólo contaba con 28 años de edad. "El estudio del artista" está considerada como su obra maestra, en la que podemos encontrar a personas importantes del movimiento impresionista, como Monet, Renoir, Manet, Emile Zola o Edmond Maître.


"El estudio del artista (la habitación de Bazille); 9 rue de la Condamine", 1870

MARY CASSATT: Mary Cassatt nació en Pennsylvania, pero vivió gran parte de si vida en Francia, donde fue invitada por Edgar Degas a exponer sus obras junto a los impresionistas franceses. Sus lienzos pintados en la década de 1890 son los más interesantes de su carrera, y cuando el grupo de los impresionistas se dispersó, Cassatt se mantuvo en contacto con varios de ellos, enriqueciendo su talento artístico hasta llegar a ser un modelo para los jóvenes pintores americanos.


"Verano", 1894

PAUL CÉZANNE: Esta es la menor de las tres versiones que Cézanne realizó de una pareja de jugadores de cartas, pero es bastante probable que también fuera la última de ellas, y la más elaborada. Mientras que la composición es realmente simple (dos jugadores enfrentados, con una botella negra que disimuladamente divide el lienzo en dos partes) la fabulosa intensidad de los rostros de los jugadores hacen de esta pintura una de las obras maestras de la pintura post-impresionista.


“Los jugadores de cartas”, 1893-96

EDGAR DEGAS: Las pinturas de Degas representando a jóvenes bailarinas o ballerinas se cuentan entre sus mayores -y desde luego más famosos- logros. El artista representa a las jóvenes chicas como verdaderas profesionales, practicando todo el día bajo la estricta tutela de su maestro. En este lienzo, el maestro aparece en el centro-derecha de la composición, supervisando la escena como una autoridad con máximos poderes.


“La clase de danza", 1874

EDOUARD MANET: Podemos decir que ésta es una de las obras más polémicas de la historia de la pintura, y no fue en absoluto bien recibida por la crítica cuando se expuso en 1865. "¿Quién es esa odalisca amarilla?", se preguntó Jules Claretie de L'Artiste, mientras Antonin Proust declaró que "si la pintura de la olympia no ha sido todavía destruída, es solamente gracias a las precauciones tomadas por la exposición". La obra fue, no obstante, defendida por Émile Zola.


"Olympia", 1863

CLAUDE MONET: Entre 1890 y 1891 Monet realizó una serie de 15 lienzos representando unos almiares en las afueras de Giverny. Kandinsky tuvo la oportunidad de ver uno de estos almiares en una exposición de Moscú en 1895, y quedó impresionado hasta el punto de sugerirlo como la primera obra abstracta de la pintura: "Y de pronto, por primera vez, vi un cuadro. Leí en el catálogo que se trataba de un montón de heno, pero yo no podía reconocerlo (.) Me di cuenta de que faltaba el objeto del cuadro (.) Lo que tenía perfectamente presente era la insospechada y hasta entonces oculta fuerza de la paleta"


“Meules (almiares, deshielo)” - 1891

PIERRE-AUGUSTE RENOIR: La luz es la principal protagonista de esta famosa pintura, en la que Renoir ha representado a un grupo de personas en actitud relajada durante un viaje de placer por el Río Sena (entre ellos, otro famoso pintor impresionista, Gustave Caillebotte, quien puede ser visto en la parte inferior derecha del lienzo).


"Le déjeuner des canotiers (el almuerzo de los barqueros)", 1880-81

JOAQUÍN SOROLLA: El impresionismo apenas tuvo presencia en España. De hecho, el hombre que generalmente es considerado su mayor representante en España - Joaquín Sorolla- no fue un impresionista "puro", aunque sus obras de madurez están influenciadas de manera notable por dicho movimiento. 


"La hora del baño", 1904