Blogging tips

sábado, 16 de marzo de 2013

Nacer para ese momento


Hay momentos en que es más difícil dejar salir lo que quieres compartir, hay momentos en que te gustaría no pensarlo todo tanto y lanzarte sin pensarlo, en esos momentos tu dialogo personal se bloquea y solo encuentras impedimentos para seguir caminando.


Entonces,... algo pasa, un sentimiento se va haciendo camino dentro de tanta resistencia y sale a flote y comienza poco a poco a controlar la situación y empiezas, sin saber muy bien por qué, a prepararlo todo; a coger los lápices, el papel, los papeles,.... todo ello sin pensar, solo dejándote llevar por algo que desde dentro te grita que quiere salir y es en ese momento cuando empiezas a respirar y comienza a surgir todo eso que llevabas dentro pugnando por salir,... y sále, y de ¡qué forma!
Te deleitas con cada trazo, con cada color aplicado al papel, con cada latido,.... disfrutas, disfrutas muchísimo haciendo algo sin pensar solo recreándote, dejándote llevar por el entusiasmo que lo baña todo de alegría y de una sensación de euforia que lo domina todo...

Después progresivamente, casi al final, cuando ya sigues por inercia, cuando ya no hay resistencia, cuando todo fluye con normalidad y has dejado salir toda esa energía, llega la calma y con ella el papel casi terminado y es entonces cuando sabes que has nacido para ese momento.

Aquí os dejo el proceso de uno de esos momentos.


Empezamos con un dibujo a lápiz muy suave y dando un tono general...



poco a poco van entrando otros tonos en juego,


vamos integrando los tonos, mejorando las transiciones entre unos y otros...


mejoramos la definición de cada plano....


y va surgiendo algo ...


algo que cada vez se parece más al resultado final...


casi al final vamos terminando de definir, de poner las luces, el fondo...


y finalmente nace ella.