Blogging tips

lunes, 23 de diciembre de 2013

Un cuento en una chimenea... ¿un cuento de Navidad?


 
Lo maravilloso de pintar en una pared, es que nunca sabes como va a ser al final, tienes una idea, un proyecto, pero las dimensiones lo cambian todo, siempre te llevas una sorpresa.
Hace tiempo que estamos intentando terminar este proyecto, digo, estamos porque Ferny, mi amiga y alumna en el taller tuvo una maravillosa idea, que la pared de su chimenea no fuera de piedra sino de pared para después poder crear un maravilloso mural, que transmitiera todos los sentimientos que ella desea albergar para su casa recién estrenada y que conforman su filosofía de la vida un cuento con palabras..

EMPEZAMOS... Una pared altísima de unos cuatro metros e inclinada, muchas posibilidades para jugar con el cuento....

La felicidad como base ...
Nunca dejar de soñar, eternamente soñando

...y la  luz para alumbrarlo todo para no perderte por el camino, para borrar las tinieblas.
Sintiendo que vuelas sobre una inmensa escalera que te lleva por el transcurrir del cuento ....
...yo, amanecer, lealtad, de eso muuuucha....
Cogida infraganti soñando.....
Ya vamos por la mitad, sonreir, el amor y la libertad da más fuerza para seguir contando....
Y llegamos a lo más importante a lo que movió este mural, La Amistad...
La amistad requirió mucho mimo....
mucho,...
mucho,...
Visto el cuento en su conjunto ....
Con mucho de mi propia locura, pasión, calma, Tú por doquier y la esperanza de alcanzar la Paz...
Bueno, ya está....
Ha firmarlo....
Qué chiquitita me veo....
La mejor foto, la amistad hecha sonrisa...
Y un precioso mural para la eternidad....
.... y colorín, colorado, este cuento se ha terminado.