Blogging tips

lunes, 3 de febrero de 2014

Sillones en la arena.... otro granito


Quería yo decir, sin ánimo a equivocarme que ese sillón no debería estar ahí, en medio de la playa, raído y comido por la sal, pero no había quien no le rindiera pleitesía, que no le trajera un día sí y otro también flores a sus pies.
                                 -----------------------------------------------------
¿Sabías que ese sillón es dueño de miles de historias, que vagó de casa en casa por su belleza de antaño y que término varado en la arena como un barco para desguace?Pues sí.
Todo comenzó con un padre abnegado y un encargo en demasía delicado, era por los años.... bueno, eso lo dejo a tu elección, podría haber sido ayer u hoy, eso da igual. 
Lo importante es que nunca dejó de dedicar todo su tiempo a ese encargo, al principio solo eran sus horas de trabajo, después sus ratos libres y termino por no pararse ni para comer, tenían que llevarle la comida, era incapaz de dejar sus herramientas para coger un bocado en la mano. Tal fue su obsesión que hablaba con aquellas telas y aquellas maderas como si de verdad lo escucharan y en verdad una voz oyó.