Blogging tips

domingo, 9 de marzo de 2014

Un domingo de pintura y diversión creativa


Hay días que necesito tomarme todo el tiempo para mi, sin apenas pensar ni hacer otra cosa, hoy es uno de esos días, llevo tiempo muy descentrada tengo muchos calderos al fuego, como de costumbre,   y no consigo llegar a todo, eso me frusta muchísimo así que hoy voy a dedicarme a buscarme, llevo tiempo intentándolo y no me encuentro, estoy buscando "mi muchedad" (como Alicia en el país de las maravillas) me estoy buscando y se que si me lo permito, saldré del interior de mis cuadros...


Es domingo, normalmente un día que me resulta muy ambiguo, me da que pensar; termina la semana, empieza una nueva.... ¿hice todo lo que quería, o lo que me propuse? siempre tengo la sensación de que no, quizás porque me exijo demasiado, o porque pienso que el día tiene más de 24 horas, la cosa es que me pongo una liiiiiista muy larga, deberé hacer algo con eso la próxima semana, ¿no te parece?...







 ¡Qué frío!, este invierno está durando demasiado, con calcetines, gorro y jersey metida en casa y la estufa encendida, me parece que el concepto invierno se ha superado con creces este año y fuera no hay quien salga, a ratos sale el sol pero no pinta bien este domingo....




 Empiezo desayunando relajada en la cocina, porque el tiempo aún no me ha dado tregua para desayunar en el patio al solito, rodeada de mis plantas, al aire libre...., pero bueno, ya falta menos para la primavera y entonces la cosa será diferente. Así que relajadita y en la cocina desayuno mientras hago anotaciones en mi libro de artista. Estoy eligiendo un nombre para mis creaciones artesanales, una marca, pero no se, ninguna me convence.



¡Tengo que pintar, quiero pintar!, pero llevo toda la semana intentándolo y no hay manera, creo que me boicoteo yo misma con otras cosas que tengo que hacer sacando obligaciones una detrás de otra, y otras cosas que también me apetecen pero dejando la pintura atrás, atrás.
Pero hoy quiero estar todo el día pintando, así que después de despistarme un poco, con las pequeñas o no tan pequeñas cositas de casa me dispongo a pintar, a continuar un cuadro que dejar a medias, pongo música, Eros Ramazzotti y a cantar y a pintar, ¡¡disfrutando!!!



Después de un par de horas termino el cuadro y empiezo un cuadro nuevo. Me gustaría enseñaros el cuadro acabado pero no puedo, tiene que ser una sorpresa para la próxima exposición.


El siguiente cuadro, un lienzo más grande y todo ¡para mi!


 




En esta exposición el azul turquesa será clave, los blancos, los ocres y las tierras, la sutileza y el contraste, los claros y los oscuros,...mi mundo y el tuyo, y de paso haciendo un poco la loquilla.










 
Ahora a disfrutar, porque si no, no hay nada que hacer, hay que trabajarse el desapego con el cuadro y la mejor manera es disfrutando, porque si te obsesionas con lo que vas pintando, la creatividad no sale, no fluye y el cuadro no será lo que quieres. Has de pintar sintiendo los colores, entendiendo las mezclas, separándote y viéndolo con perspectiva, pero eso si, sin dejar de cantar ya de bailar, hay que hacer un poco el tont@ para desinhivirte que todo te de igual y así dejas que todo salga de ti diréctamente al cuadro.
 

      ¡DISFRUTA!   ¡HAZ EL TONT@!      

!



y ahora,... ¡te toca a ti!, crea, pinta, dibuja,.... y sobre todo disfruta del proceso  que es lo más importante