Blogging tips

miércoles, 16 de abril de 2014

No hay dos días iguales

Está claro q no hay dos días iguales, estuve toda la semana corriendo adelantando trabajo para dedicarme el fin de semana a trabajar en varios proyectos, con mucha ilusión y ganas, pero nada, llego el sábado y estaba hecha un guiñapo. ¿Por qué será? ¿quizás porque no he parado en toda la semana?...

Pero milagrosamente llega EL LUNES y me levanto a las cinco de la mañana como una rosa, y a las cinco de la mañana nadie está como una rosa, lo que sí puede que esté es como una cabra, pero aún así le siguió un día sorprendentemente  productivo.

Como me decía una amiga el otro día mientras paseabamos, lo que es seguro es que los días se suceden con diferente estado de animo, unos arriba y otros abajo. La deseable "Eutimia" de la Psicología no se puede aplicar al común de los mortales, estar en un estado equilibrado día tras día me parece tan dificil como el salto desde la estratosfera de Felix Baumgartner. además no creo que sea deseable del todo, el ser humano busca equilibrio por naturaleza ¿o no? y ¿es algo cultural, algo aprendido?... la verdad no lo sé, lo que sé es que en mi caso es imposible, vivo en una montaña rusa y con el tiempo se va volviendo cada vez más impredecible.