Blogging tips

lunes, 28 de julio de 2014

Un estado incontrolable


Al principio todo fluye normal estoy relajada con una actitud abierta receptiva voy 'pensando' los colores más adecuados el lugar mejor, voy dejándome llevar por el pincel la pincelada y disfruto, disfruto mucho. Le voy dando forma al cuadro lo encajo lo acerco a lo que quiero oigo la música sigo su ritmo y empiezo a moverme a bailar con el cuadro...
Y llega un momento en que empiezo a de ser yo, me invade un sentimiento irracional  que cada vez se va volviendo más incontrolable, y me vuelvo todo impulso y no lo puedo evitar y me dejo llevar y no le pongo freno, no quiero, pero ¡sufro!, ¡sufro mucho!... y lo disfruto.
 Siento color, golpe, ira, suavidad, paleta, pincel, lienzo, madera,... un impulso incontrolable de ser agresiva, darle a los pinceles una patada, de lanzar el lienzo, de comerme el óleo a puñados, de llenarme de color de arriba a bajo y de romper algo, de dejarme libre desbocada y no puedo reprimirlo y no quiero reprimirlo,...  ¡se disfruta tanto!, ¡tanto!..... y te invade la ira, tiras los pinceles y los dejas abandonados de cualquier manera sobre la paleta, ya ni los miras......  
He terminado por hoy