Blogging tips

lunes, 3 de noviembre de 2014

Dinosaurios de metal

 

Sé que, aveces, el dejarte llevar no siempre trae buenos resultados pero no lo puedo ni lo quiero evitar. Aparece algo, una imagen, un contacto, un me gusta, un comentario por casualidad y un mundo de posibilidades que no era nada se convierte en un hilo del que tirar y con el que crear un dialogo nuevo. 
En este caso las curiosas, intrigantes y cuidadas fotos de un amigo han sido una inspiración, un punto de partida para llevar a cavo algo que siempre quise plasmar, pero que como todo tiene su momento y ahora le toca su turno a mis dinosaurios de metal.
Desde pequeña he adorado todo lo concerniente a los grandes reptiles me fascinaba, mucho antes de que Steven Spielberg los convirtiera en objetos de marketin y terminara de fastidiarme lo que para mi era tan privado, me dedicaba a ir de Biblioteca en biblioteca buscando información sobre ellos, sobre el mito de Nesi, sobre los yacimientos que se habían descubierto....
Y un día paseando en el coche con mi padre vi, a través de la ventana, aquellos dinosaurios de metal que parecían congelados en medio del muelle... me cautivaron desde el momento en que los vi. A lo largo de mi vida los he tenido presente, durante mis estudios de arte en fotografía, me perdí por el muelle haciendo un reportaje que procuraba ser lo más fiel a mi sentimiento por esas enormes estructuras. Siempre he seguido tropezando con ellas y mi fascinación no se ha reducido un ápice, todo lo contrario, esa experiencia fotográfica me dejo con la miel en los labios, con ganas de seguir dándole una vuelta de tuerca a la idea. Ahora, las cosas de la vida, conozco a un fotógrafo, Domingo Montero, que para mi no tiene nada de aficionado, que las mira con unos ojos con los que me identifico, las descubre, las desmonta con sus encuadres... y yo no puedo hacer otra cosa que traducirlas a mi idioma, una mirada sobre otra mirada, una interpretación sobre otra y al final, frenéticamente me doy rienda suelta y armada con todo lo que tengo a mano, lápices, papel, tinta, me lanzó a descubrir en esa mirada la mía.

Bocetos a lápiz.... ¿dónde me llevan?... Al dibujar al pintar aprehendo los objetos las imagenes y las traduzco a mi lenguaje, de esa única manera soy capaz de entender de asimilar su sentido.