Blogging tips

miércoles, 27 de agosto de 2014

Las esperas largas

Hay veces que no eres dueña de tu tiempo, se lo has prestado a otros y te ves irremediablemente abocada a esperar. Yo como ya habréis visto a estas alturas intento pasármelo lo mejor posible esperando, esta vez me toco en un centro comercial y la verdad desde que estuve en aquella exposición metida doce horas diarias en uno les tengo más manía aún de las que ya les tenía, prefiero sobremanera estar al aire libre, con el ruido normal de la calle, no con ese rumor enlatado que tienen los centros comerciales, si te paras un momento y escuchas, hay una mezcla entre miles de conversaciones, hilos musicales de cada tienda y ruido de bares, de escaleras, no me gusta nada, la calle, por otro lado, suena a viento dando en los toldos, a paseantes apresurados o relajados, pequeñas conversaciones que pasan a tu lado, ruido de aviones, algún que otro coche (según donde estés) y al tintineo de las tazas de café, una delicia.
Pues como os decía me tocó esperar en un centro comercial, así que sin mucho que pensar me instalé en una mesa, con mi libro de artista, mis lápices dispuesta a pasar el rato creando, para no andarme con chiquitas, y así me quitaba por un buen rato a las camareras de encima, me pedí una jarra de cerveza y alguna que otra tapita mis favoritas, queso de untar frutos secos, ..... rico, rico como diría Arguiñano. 
Era un sitio tranquilo así que salvo el rumor enlatado del lugar pude desconectar y disfrutar de dejarme llevar.



Después de tanto aire enlatado el parque fue una idea genial, hacia calor pero el lugar era fresco y el ambiente limpio y distendido. En el parque puedes encontrar casi de todo;  corredores, ciclistas, musculitos varios y los amantes del deporte en general; personas paseando, solas, acompañadas, con el perro, con varios perros, con niños en los carritos, corriendo tras los niños y paseantes también en general. Después están los más pasivos; los que se tumban al sol o a la sombra, los que van a leer, las que llevan el punto y se ponen a coser, las señoras y/o caballeros que se sientan en un banco a hacer el resumen del día, y demás amantes del sedentarismo en el parque. Y , por supuesto, están los usuarios por excelencia de los parques; los niños, los niños tranquilos que juegan sin perturbar (qué son los menos hay que decirlo) los que corren detrás unos de los otros, los que se entretienen molestando a los demás, y los que son soltados por sus padres como si fueran animales enjaulados y que son los que perturban, chillan, molestan y que mantienen a todo el parque en vilo incluido a los animales.
Después hay usuarios del parque que como yo, se camuflan entre la hierba y los árboles y se dedican a robar instantes a los demás, a tomar ideas, bocetos, y retazos del paisaje.



domingo, 24 de agosto de 2014

El mar. La mar.


El mar. La mar.
El mar. ¡Sólo la mar!
¿Por qué me trajiste, padre,
a la ciudad?
¿Por qué me desenterraste
del mar?
En sueños la marejada
me tira del corazón;
se lo quisiera llevar.
Padre, ¿por qué me trajiste
acá? Gimiendo por ver el mar,
un marinerito en tierra
iza al aire este lamento:
¡Ay mi blusa marinera;
siempre me la inflaba el viento
al divisar la escollera!
(Rafael Alberti) 

martes, 19 de agosto de 2014

Detesto quedarme a medias


Estoy obsesionada con una idea.... y me gusta dejar que la obsesión me arrastre hasta que saque lo mejor de ella, estoy en medio de mi proceso creativo constante a todas horas y me gusta sentir apasionadamente, sin control, sin medida, sin medias tintas, sin mediocridad,...no sé otra forma de vivir, el empujón, el placer, la ira, el dolor, la duda.... todo con una intensidad desproporcionada que te hace reír y llorar a la vez. Detesto quedarme a medias o que la vida me deje a medias...


"No cedas; no bajes el tono, no trates de hacerlo lógico, no edites tu alma de acuerdo a la moda. Mejor, sigue sin piedad tus obsesiones más intensas.
Frank Kafka

Noctámbula


Noctámbula, me gusta ese término me siento cómoda con él, me muevo en el como pez en el agua, la media luz, las palabras entrecortadas, la música, el silencio, el viento, las calles atestadas de gente o por el contrario la ciudad vacía, siempre me ha gustado la ciudad vacía, es nostálgica de un eco de bullicio que ya no está Las personas de noche son diferentes, más sinceras quizás porque el alcohol no miente o quizás más abiertas, porque la noche los protege. Me encanta jugar con el cinismo y la noche, la realidad y lo surealista, compartir sin esperar nada a cambio, saber lo que quieres lo que buscas e ir a por ello aunque para eso tengas que recorrer todo el camino.
Descubrir lobos como tú, seres navegantes de las cuatro de la mañana ,que aún no quieren abandonar el lugar de culto, que no quieren volver a casa, que como yo esperan a que amanezca aunque eso sea quedarse con el culo al aire.


martes, 5 de agosto de 2014

Intangible

Intangible, dícese de aquello que no tiene realidad física, que no se debe o se puede tocar, que merece extraordinario respeto y no puede o no debe ser dañado, alterado.
Es impalpable, intocable, invisible, inmaterial, incorpóreo, para mi, que no es de este mundo.




La suavidad del cuero vuelto se mezcla con la tela que imprime movimiento a las tapas, atravesado por un sempiterno color rojo, en este caso en dos líneas rayadas por el hilo.













Este libro adoptará cosas ajenas a él, cosas de fuera, del entorno y muchas de ellas andarán paseándose sueltas entre las páginas del libro. Un rudo y aspero hilo mantiene al libro cerrado evitando así que esas pequeñas joyas que revolotean por sus páginas no se pierdan.







 




Los juegos que haga el hilo harán de esta cubierta una diferente cada vez que se cierre o se abra. A esta cubierta le falta mucho, el tiempo la transformará e irá ganando en interés y en colorido que el roce con el día a día cree.








En el interior comienza a hablar conmigo y contigo traspasando del papel todo lo que quiera contarnos. Habían muchas ideas esperando que apareciera este libro, y han salido todas juntitas, cosas que tenía que plasmar, ideas, proyectos....
Aquí os dejo algunas de las primeras páginas.


  


 ¿La presentación?, puede ser.



 Un hilo necesario para mi, para comenzar y seguir,



El toque del color de una encimera que he tenido que restaurar, 
¡con ella llegó el escándalo!
... y muchas obras.



Un proyecto por un ángel pedido,
que se ha convertido en un deseo cumplido.




Recordar, del latín 're-cordis', volver a pasar por el corazón



Mensajes para mi, o para ti, o para los dos.

continuará....

Finaliza un libro de artista



 
 Ha sucedido algo que esperaba pero a lo que no termino de acostumbrarme, tengo que volver a hacerme "mi libro de artista" ese en el que os muestro pequeños bocetos, ideas y donde guardo un mucho de mi vida pasito a pasito, pues bueno, el anterior se ha acabado y he de comenzar a hacerme el nuevo. 
Para mi mis libros de artista representan un espacio de tiempo de mi vida en el que recopilo futuros proyectos, ideas, obra creativa, sentimientos, imágenes, instantes, recuerdos,.... al final soy yo mientras dura el libro. Ahora se ha acabado mi libro y voy ha crear el siguiente, página a página, montado los folios, las tapas,...... y dándole un nuevo nombre.




Empezamos eligiendo el tamaño, cortando papel, cosiendo el libro, haciendo las tapas,......
Ya falta poco.